Blogia
diarista

LA MASCARA Y EL CANIBAL

 

  

La mascara y el caníbal 

 Pasando un dia por las calles de un pequeño pueblo cuando aùn se tenia por razòn que faltaria poco para que se ocultase el sol, mientyras las mujeres afanadas y que después de un dia de labor quisiesen tomar por las orejas a esos niñitos latosos y con su llanto hacen crujir los hierros retorcidos de las soyosas y viejas casas, le dan un toque de interesante a pesar de todo ya es tarde, y yo continuocaminanado sosteniendo en una mano una blosa, en mi hombro cuelgo un morral colorido tegido con lana y el que me acompaña a todas partes  y la otra mano libre como esperando agarrar las sombras al menor descuido. Vaya!! Que silencioso puede ser cuando la penumbra avanza, no se pero pareciera o tengo la leve impresión que no estoy sola, aun si asi fuese  pero tengo un poco de miedo auque se que por aquí hay la paz mas duradera demaciado calmado el lugar. Continùo mi paseo pues habia llegado ahí con la intencion de conocer observar e indagas sobre las construcciones que ahí existian y que según las personas comentadn datan de la era de la colonia y otras aun no se conoce su origen.Ya era tarde, me senti cansada era logico que después de una larga caminada  no me sintiera afectada. El pueblo a pesar de ser pequeño y por afluencia de personas como yo que se hacen presentes el pueblo contaba con una casa para huéspedes muy vieja por cierto.Al llegar ahí vi un enorme letrero que con los años parecia caer tenia jardines no muy poco cuidado, el sueño me estaba matando por asi decirlo asi que decidi entrar; toque dos veces la puerta no tenia seguro  y se fue abriendo con forme entraba, habia unos sillones rojos y viejos y al fondo un reloj con una enorme aguja y que sus quejidos podian oirse  a kilómetros, tenia extrañas pinturas pero el servicio era pesimo, en la habitación de la recepcion solo habia una persona pero al que le parecia que el mundo giraba sobre dos ejes  era un hombre mero extraño extendia las manos sobre los brazos de las escaleras lentamente como tratando de perseguir al tiempo pero no alcanzarlo lo hacia persistentemente pero no lograba dar paso alguno asi que regresaba a su asiento y pretendia dormir. Curiosa era la forma en que iba vestido talvez era por cierta enfermedad que parecia mental pero aun siendo la presencia fuerte de alguien mucho mas sombrio, era aterrador ver a esa persona revolcarse y gemir. Cogì una llave y subi a la habitación mas inmediata tome una sabana y me encogi tratando de dormir. Al da siguiente emprenderia mi bùsqueda de lo interesante y misterioso de el pueblo del caníbal.  

Me apresure a mi habitación, limpie mi cama y repose sobre un cojín donde me quede profundamente dormida. Al amanecer un rayo de sol se colaba por  un agujero de la ventana y me insistía que debía levantarme, era justo que tenia que abrir mis ojos; al hacerlo pude observar con serenidad e inquietud la disposición que existía en la habitación, habían cuadros grandes de punturas de personas pero con angustia y expresiones de terror macabras totalmente, me levante y empecé a observar uno a uno las pinturas todas dispuestas a que yo las viese y recorrí la habitación como estando en una galería las pinturas al parecer estaban hechas de extraños materiales semejantes a la sangre humana me impresiono y comprendí que aquello era totalmente extraño.Busque mi ropa y entre a la ducha dispuesta a tranquilizarme encendí el grifo pero al parecer no había agua o se había agotado el suministro. ¡Que decepción!, justamente cuando salí del baño, empezaron a caer gotas y de espaldas me dije ¡vaya hasta que regreso el agua! Cuando me di la vuelta vi. Un enorme charco de sangre, sangre que brotaba de la ducha, me aterrorice grite y corrí, medio me vestí del miedo y lo mas rápido que pude quise abrir la puerta pero la puerta esta con llave, la sangre salio  de la repisa del baño y siguió hasta donde estaba, las pinturas empezaron a desvanecerse y a unirse con la sangre.Di un paso atrás y con todas mis fuerzas empuje la puerta, se abrió y salí corriendo despavorida sentía como si los pasillos de aquel hotel estuvieran invadidos de extraños personajes de ficción urbana, baje las escaleras con enorme rapidez una tras otra y ¿Por qué seria? No dejaba al fin, pero si llegue y me encontré nuevamente en la recepción pero esta vez la veía mas grande era mi mente que me jugaba una broma o algo pasaba ahí la noche anterior había visto unos sillones rojos y siempre las extrañas pinturas de hombres aterrorizados y con pánico pero hoy ya no estaba solo  vi. Un cuadro grande de un hombre, prepotente por cierto con un gran semblante una sonrisa irresistible pero tenia una peculiaridad no tan notoria  pero al fijarse bien se podía notar al lado derecho de su boca tenia un colmillo muy poco mas grande de lo normal, estaba él vestido con ropa ligera  de dos piezas y en su mano izquierda tenia una mascara. Baje en pausas, el extraño retrato parecía que me observaba di dos pasos atrás y llegue donde estaba el administrador y con vos pasiva de dije: dígame ¿cuanto le debo por la noche?, el hombre me miro, y observó  a sus lados posteriores  y llamo a dos camareras y les dijo: sírvanle lo que guste a la muchacha que esta noche será nuestra invitada. Jamás imagine por que ese pueblo estaba tan solitario hasta el día en que me hospede en ese hotel y todos los que me antecedieron, tanto ellos como yo fuimos invitados al hotel ha ser parte del suculento manjar del caníbal y la mascara pues el hotel había sido el hogar de un hombre sanguinario que hacia de sus victimas y su alma había estado por siempre ahí, las pinturas eran los retratos de todas las personas que al igual que yo pasamos una noche aterradora escalofriante y sangrienta

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

emerson -

que bueno valla guao estoy sin palbras felicidades...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Paola Lorenzana -

Arreglá los erroes ortográficos para que sea legible y lo pueda corregir.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres